La vida vikinga en la retaguardia

mitología nórdica -

La vida vikinga en la retaguardia

Un poco de Historia: Foto Recreación del mercado al aire libre en el antiguo asentamiento danės de Hedeby, al que acudian comerciantes de tierras lejanas.
DURANTE LA ÉPOCA VIKINGA, la sociedad escandinava era esencialmente rural. La mayoría de los guerreros habian nacido y crecido en aldeas apacibles o pequeñas granjas esparcidas al lado de alguna senda, por lo que, tras sobrevivir a los peligrosos saqueos de las costas extranjeras, aspiraban a retomar a aquella vida campestre. Al efecto, empleaban la riqueza que habían amasado para comprar tierras de labranza, pagar una dote, casarse y echar raices.
En las zonas agrícolas del sur, las familias plantaban cebada y otros cereales, recogian frutos silvestres, como frambuesas y ciruelas, y criaban cerdos, pollos y gansos, asi como ovejas, que daban carne, leche y lana, y también caballos, la montura habitual y un plato reservado para grandes banquetes. La caza de animales salvajes era ocasional y correspondia a los hombres.
En cambio, las familias de las zonas costeras vivian del mar y la tierra, y repartian sus tareas por sexos: de este modo, las mujeres se ocupaban de las granjas mientras los hombres cazaban focas y ballenas francas australes y pescaban arenques, que ahumaban y conservaban, y
bacalao, que secaban y vendian en el extranjero.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published