Vikingos en la playa de Gijón

mitología nórdica, vikingos en gijón -

Vikingos en la playa de Gijón

Cada vez que paseamos por nuestra hermosa y querida playa de San Lorenzo en Gijón, recordamos esa gran historia que leímos con gran entusiasmo en un libro de historia militar antigua del reino de Asturias. La historia, se basa en cómo los guerreros vikingos llegaron navegando con decenas de barcos drakkar a esa misma playa de la bahía de San Lorenzo hace 11 siglos, que se dicen pronto. Es algo que nunca vimos, pero podemos imaginarnos como fue gracias a las crónicas escritas.

Drakkar Vikingo entrando en la Playa de San Lorenzo, Gijón.

Gijón, verano del 31 de julio del año 844, un enorme contingente vikingo formado por unas 115 embarcaciones drakkar vikingas y unos 5000 guerreros vikingos tocaron tierras Astures y desembarcaron por primera vez en la pení­nsula Ibérica con sus buques de madera de fresno. Segun cuentan, habían llegado a Gijón después de verse desplazados de su ruta original por una tormenta que se cruzó en sus caminos. Probablemente y sabiendo como eran los vikingos, tenían intención de ir saqueando toda la costa mientras se dirigían a las ricas ciudades de Andalucía, hacia el sur de la Península.

¿Que se encontraron los vikingos en Asturias cuando avistaron la playa de San Lorenzo? Sin dudarlo en esa época, vieron la fortificación romana que rodeaba el Cerro de Santa Catalina. Dónde está nuestro amado barrio de Cimadevilla. Seguramente estuvieran haciendo un reconocimiento de la zona, antes de desembarcar y preparar una estrategia de ataque. Antes de un ataque los vikingos solían tantear el terreno y ver las fuerzas defensoras con las que se podrían encontrar. En esa época reinaba el gran Ramiro I, rey de Asturias, nuestra patria querida. Según cuentan y he podido investigar, tal vez llegaran a una especie de acuerdo con las tropas defensoras. Seguro que necesitaban agua fresca y provisiones para seguir su larga travesía por el cantábrico hacia tierras gallegas, y me extraña que las tropas de Ramiro I quisieran entrar en combate contra este nuevo y peligroso enemigo que nos acechaba por las costas de Gijón.

O quizás tal vez fueran expulsados tras un primer ataque, quién sabe. Las expediciones vikingas no eran mucho de conquistar, sino de saquear cuando lo veían fácil, o tal vez comerciar en muchos casos. La crónica no nos aporta muchos datos, solo las fechas y los hechos que ocurrieron. Lo demás, lo dejo en vuestra imaginación, pero estar, estuvieron y como dicen los cristianos, damos fe de ello. Después siguieron hacia La Coruña, Lisboa, Cádiz y hasta la mismísima Sevilla. En otra ocasión hablaremos sobre los ataques en otras ciudades de la Península Ibérica.

Relato por: Marcos Prado de Arte Runas


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados